Ideas para viajar… intercambia tu casa

Buenos días, tengo una pregunta para vosotros: ¿Intercambiaríais vuestra casa por otra para iros de vacaciones?
Personalmente no estoy muy segura de mi respuesta a esa pregunta, aunque estoy bastante cerca de decir que sí, sobre todo después de visitar algunas webs que os presento en este post y de conocer la historia de Bianca del blog: Sola en Nueva York.
Conocí este blog hace unos meses y me lo leí de un tirón, es fantástico para tener una idea más concreta de cómo sería vivir en la ciudad de Nueva York un tiempo. El hecho es que Bianca ha sacado un tema de gran interés para todos los viajeros que buscan conocer al detalle una ciudad y sentirse parte de ella: cambiar tu casa por la de otra persona durante un periodo determinado.
La idea es la misma que sale en la película: “The Holiday” una comedia romántica cuya base es el intercambio que hacen dos chicas (una americana y la otra inglesa) de sus casas para alejarse unas semanas de su rutina diaria.


Para poder hacer este intercambio o cotillear las opciones que hay en este mundillo podéis hacer como yo y conocer de primera mano los lugares, las casas y los propietarios, tan solo abriendo una cuenta (Cuenta Bronce en este caso, ya que no he pagado nada porque solo quiero mirar) en la página web IntercambioCasas.com. La verdad es que hay mil y una posibilidades, casas preciosas, pisos increíbles y en casi todos los lugares del globo! También hay otra web llamada Homelidays donde podéis cotillear.

Pensar que puedes viajar sin pagar nada de tu estancia y además estar en el centro de la ciudad, sentirte como en casa y disfrutar de lugares como los de las fotografías vale la pena. Al parecer en Estados Unidos es algo bastante más establecido en su cultura, y por ello es uno de los sitios con más opciones donde viajar. Por el contrario (quizás es mi opinión) aquí en España nos cuesta aceptar la idea de que vamos a dejar a unos extraños en nuestra casita.

Las preguntas típicas de: ¿Y si pasa algo? ¿Y si me roban? ¿Y si no funciona? ¿y si….? La verdad es que este miedo es común, y no lo digo solo por mí, sé de mucha gente que le da pánico viajar así y la verdad es que yo no sé si lo probaría ahora mismo. De todas formas si lo piensas bien, es una opción fabulosa que te permite viajar de manera mucho más acogedora, por más tiempo y más económica.

La principal respuesta a las preguntas mencionadas antes es: Tú también estas en su casa, ¿por qué te van a robar ellos a ti si estáis en la misma situación? Muy cierto, pero supongo que hasta que no lo pruebe no estaré del todo segura…jeje


Finalmente solo me queda añadir que si funciona tan bien como me han contado, vale muchísimo la pena! ¿Os imagináis estar alojados en un encantador pisito en el centro de Manhattan o de Londres sin pagar nada? ¿O disfrutar de las hermosas vistas al océano desde vuestra casita (por unos días) en vuestra isla preferida? ¡Un lujo al alcance de todos!
Si queréis comprender más de cerca todo este mundillo y entender de primera mano cómo funciona, todo ello explicado por una persona que ha vivido esta experiencia, no dejéis de visitar el blog de Sola en Nueva York, ya que esta semana su protagonista está explicando todos los detalles!

¿Os atrevéis a probar esta forma de viajar? ¿La conocíais? ¿Ya la habéis probado? Si queréis contar vuestra experiencia me encantaría que me enviarais un email (immetadou@hotmail.com) para poder publicar vuestras vivencias para que todos podamos conocerlas!

7 comentarios:

Nshantel by Tamara dijo...

es una idea original pero como dices ronda el ¿y si..?

besos

Miércoles dijo...

A mi lo de que me roben me parece absurdo. Me preocupa más que no tengan el mismo concepto de limpieza que yo o que me cojan cosas de los armarios y las dañen o no las pongan en su sitio de modo que cuando vuelvo no sé dónde están. O que no sepan manejar algún aparato y causen un accidente.

Para viajar "de gorra" me parece mejor el couch surfing, dónde al menos el dueño de la casa sigue viviendo en ella.

ipodgirl dijo...

Como idea no está mal pero yo tengo claro que no intercambiaría mi casa con nadie. Soy demasiado escrupulosa y me daría mucha cosa pensar que han tocado mis cosas. No sé cómo explicarlo pero no me gustaría nada...
Besotes!!!

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Yo tampoco sabría dar respuesta a tu primera custión, pero mi primo sí que lo hace y se recorrido Europa viviendo en casas espectaculares como las de las fotos.

Un abrazo y felicidades por el día 8, que creo que se me pasó enviarte un e-mail.

Un abrazo.

MTTJ dijo...

Me costaría mucho ceder mi casa. Soy muy celosa de mi intimidad y no me gusta la idea de pensar en unos extraños que duerman en mi cama, usen mis armarios..no,no,no
Ahora bien, conozco a una pareja que tienen una masía como segunda residencia (no su vivienda habitual)y es la casa que intercambian. Eso quizás sí que lo haría.

Me encanta tu blog, el aire tan original que le das y la variedad de temas que tratas. ¡Felicidades!

elcuadernodeideas dijo...

Me seduce mucho la idea. Pero la desconfianza me impide lanzarme, supongo que hay algo que me pierdo...pero no puedo evitarlo.

Angie dijo...

Mmmm en principio parece tentadora, pero luego me he puesto a pensar, que abriran mis cajones, tocarán mis cosas, usarán mi ordenador.... definitivamente no creo que sea de las que se lanza a intercambiar casa. Interesante post de todas formas.

Publicar un comentario